Cuando a una persona le gusta el deporte y deja de hacerlo, con seguridad que  lo va a  reinicia. Revivir   sus tiempos de juventud, seguro va a retomar el deporte.

            Para ciertas personas la vida no se pinta fácil, si no estudió, decidió formar una familia y  debe trabajar muchísimo para mantener a sus hijos, pues lo más probable es que mientras estos estén pequeños tenga que abandonar, sin embargo, sabemos que el tiempo pasa, los hijos crecen y papá o mamá pueden llegar a hacer otras cosas que les gusta y habían tenido que dejarlas por dedicarse a sus preciosos hijos.

            Bueno llegó el momento, ahora, a practicar nuevamente  ese  deporte favorito que tienes abandonado, puede ser: Atletismo, ciclismo, natación, entre otros que sí se pueden practicar después de cierta edad.

            Al dejar que pasen los años sin ejercitarse, después de haber sido un deportista, no debemos olvidar que el cuerpo ha perdido condiciones y que para llegar a recuperarlas es imposible pensar que de la noche a la mañana ya lo podrás lograr, no. Necesitas ir practicando poco a poco, en la medida que tu cuerpo se vaya adaptando nuevamente al deporte podrás observar que  cada día lo estarás haciendo mejor.

            Ojalá que los seres humanos  entendieran a sus cuerpos,  a ellos les urge decirles que  desean ejercitarse; y las razones por las que debe hacerse es que por medio del ejercicio físico las personas tienen mejor calidad de vida, viven más, hacen a un lado Las enfermedades, y si los toca es pasajero. Hacer deporte es una necesidad imprescindible para el organismo.

            Si eres mayor, te acercas a los sesenta, tienes una bonita y hermosa vida, te diviertes con tus amigos y familiares, pero eres sedentario, permíteme decirte que  estás perdiendo tu tiempo,  pues te falta añadirle esa parte importante de la vida, hacer deporte.

            Nunca es tarde para empezar. ¡Ay no puedo ejercitarme pues me duelen las rodillas! Bueno entonces camina, poco a poco pero no seas sedentario. Es muy triste llegar al final de nuestros días en una cama clínica, siendo atendido, hasta  para las más mínimas actividades que debo hacer en mi vida por mi cuerpo, por otras personas, teniendo que pagar para ello, cuando eso pudo evitarse  al haber ejercitado tu cuerpo, a tiempo y aún cuando crees que ya es muy tarde. Nunca es tarde para comenzar a practicar deporte. ¿Qué es fácil? No,  no es fácil, pero tampoco imposible. Todo es cuestión de dar el primer paso, dirigido por tu médico, quien te recomendará el mejor plan para que realices la disciplina que deseas practicar.

¡¡¡Adelante, ánimo, comienza, tu cuerpo va a estar sumamente agradecido!!!